Convertir coche de gasoil a gas

Tabla de contenidos

En la actualidad, cada vez son más las personas que buscan alternativas a los combustibles fósiles, debido a su impacto negativo en el medio ambiente y a su alto costo. Una de estas alternativas es la conversión de un coche de gasoil a gas. En este artículo, te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre este proceso.

¿Qué es la conversión de un coche de gasoil a gas?

La conversión de un coche de gasoil a gas consiste en la instalación de un equipo que permita utilizar gas como combustible en lugar de gasoil. Este equipo incluye un tanque de gas, un sistema de inyección de gas, una centralita y algunos elementos adicionales.

Es importante destacar que esta conversión solo es posible en determinados modelos de coches, por lo que es necesario asegurarse de que nuestro vehículo es compatible antes de iniciar el proceso.

Además, es importante tener en cuenta que la conversión debe ser realizada por un profesional especializado, ya que un mal montaje puede ser peligroso y provocar averías en el coche.

Ventajas de la conversión de un coche de gasoil a gas

La principal ventaja de la conversión de un coche de gasoil a gas es el ahorro económico. El gas es un combustible más barato que el gasoil, por lo que el gasto en combustible se reduce significativamente.

Otra ventaja importante es la reducción de emisiones contaminantes. El gas emite menos partículas nocivas que el gasoil, lo que contribuye a mejorar la calidad del aire.

Además, la conversión a gas no afecta al rendimiento del motor, por lo que no se pierde potencia ni se reduce la vida útil del vehículo.

Desventajas de la conversión de un coche de gasoil a gas

La principal desventaja es el coste de la instalación del equipo necesario para la conversión. Aunque a largo plazo se produce un ahorro en combustible, el desembolso inicial puede ser elevado.

Otra desventaja es la pérdida de espacio en el maletero debido al tanque de gas necesario para almacenar el combustible.

Por último, es importante destacar que no todos los talleres están capacitados para realizar esta conversión, por lo que es necesario buscar un profesional cualificado.

Proceso de conversión de un coche de gasoil a gas

El proceso de conversión incluye los siguientes pasos:

  1. Instalación del tanque de gas en el maletero del coche.
  2. Instalación del sistema de inyección de gas.
  3. Instalación de la centralita que controla el funcionamiento del sistema.
  4. Conexión del sistema de inyección de gas al sistema de alimentación del coche.
  5. Prueba del sistema y ajuste de la centralita.

Mantenimiento de un coche convertido a gas

Después de la conversión, el mantenimiento del coche será similar al de cualquier otro coche. Sin embargo, es importante realizar un mantenimiento periódico del sistema de gas para asegurarse de que funciona correctamente.

Se recomienda realizar una revisión del sistema de gas cada 10.000 kilómetros y cambiar el filtro de gas cada 20.000 kilómetros.

Además, es importante llevar el coche a un taller especializado en la conversión a gas para realizar cualquier reparación o mantenimiento que sea necesario.

Sí, es legal convertir un coche de gasoil a gas siempre y cuando se cumplan los requisitos establecidos en la normativa vigente. Es necesario que la conversión sea realizada por un taller autorizado y que se realice una homologación del vehículo una vez finalizada la conversión.

¿Cuánto cuesta la conversión de un coche de gasoil a gas?

El coste de la conversión puede variar considerablemente según el modelo del coche y el tipo de sistema de gas que se instale. En general, el coste puede oscilar entre los 1.500 y los 3.000 euros.

Conclusión

La conversión de un coche de gasoil a gas puede ser una alternativa interesante para reducir el gasto en combustible y contribuir a la protección del medio ambiente. Sin embargo, es importante tener en cuenta las ventajas y desventajas antes de tomar una decisión y buscar un profesional cualificado para realizar la conversión.

Preguntas frecuentes

¿Puedo convertir cualquier coche de gasoil a gas?

No, la conversión solo es posible en determinados modelos de coches. Es necesario asegurarse de que nuestro vehículo es compatible antes de iniciar el proceso.

¿Cuánto dura el proceso de conversión?

El proceso de conversión puede durar entre 1 y 3 días, dependiendo del modelo de coche y del sistema de gas que se instale.

¿Cuánto tiempo tardaré en recuperar el coste de la conversión?

El tiempo que se tarda en recuperar el coste de la conversión depende del uso que se le dé al coche y del precio del combustible. En general, se estima que se recupera la inversión en 2 o 3 años.

¿Puedo utilizar el coche con gasolina después de la conversión?

Sí, después de la conversión se puede utilizar el coche con gasolina o con gas, dependiendo del combustible que se prefiera. Es necesario cambiar el sistema de inyección para utilizar un combustible u otro.

¿La conversión a gas afecta al seguro del coche?

La conversión a gas puede afectar al seguro del coche, ya que se trata de una modificación del vehículo. Es necesario informar a la compañía aseguradora para que actualice la póliza y ajuste el precio en función de la nueva característica del coche.

Tal vez te interese:   Cuánto cuesta arreglar chapa del coche

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir